lunes, 21 de marzo de 2016

POESÍA - HOMENAJE

Hoy 21 de marzo es el día mundial de la poesía por reconocimiento de la UNESCO, y como era de esperar hago aquí un pequeño homenaje a ese gran género literario.

¿Qué es poesía?
 “Ante todo sentimiento”, afirma León Felipe y añade: “La poesía ni se enseña ni se aprende, o sale de dentro, o no es nada”.

Gerardo Diego lo expresó así:
“Llevo dentro, muy dentro, palabras inefables
y el ritmo en mis oídos baila sus armonías,
mientras vagan perdidas, ciegas e inexplicables,
yo no sé qué interiores melodías”

Manuel Altolaguirre añadió:
“Tan clara que, invisible,
en sí misma se esconde,
como el aire o el agua,
transparente y oculta;
despierta no, surcada
por pájaros y peces,
herida por los árboles”.

Más pudoroso y enérgico Ramón de Garcisol escribe:


“Perdonadnos por escribir versos
………………………………….
Porque, para que seáis personas de respeto
nosotros auscultamos el viento.
Os dejamos la compasión y el dinero
y nos quedamos en cueros,
más que desnudos, en el verbo”.

Y la UNESCO asegura que "La poesía es una manifestación de la diversidad en el diálogo, de la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, de la creatividad y de la innovación"


Y yo que en varias ocasiones, para expresar sentimientos, me he arrancado por poemas del libre verso
hago preferencia, de los muchos leídos a uno que me encanta y que quiero compartir con todos; es el  Brindis Gerardo Diego


Debiera hora deciros: -“Amigos,
muchas gracias”, y sentarme, pero sin ripios.
Permitidme que os lo diga en tono lírico,
en verso, sí, pero libre y de capricho.
Amigos:
Dentro de unos días me veré rodeado de chicos,
de chicos torpes y listos,
y dóciles y ariscos,
a muchas leguas de este Santander mío,
en un pueblo antiguo,
tranquilo y frío,
y les hablaré de versos y hemistiquios,
y del Dante, y de Shakespeare, y de Moratín (hijo),
y de pluscuamperfectos y de participios,
y el uno bostezará y el otro me hará un guiño.
Y otro, seguramente el más listo,
me pondrá un alias definitivo.
Y así pasarán cursos monótonos y prolijos.
Pero un día tendré un discípulo,
un verdadero discípulo,
y moldearé su alma de niño
y le haré hacerse nuevo y distinto,
distinto de mí y de todos: él mismo.
Y me guardará respeto y cariño.
Y ahora os digo: amigos,
brindemos por ese niño,
por ese predilecto discípulo,
por que mis dedos rígidos
acierten a moldear su espíritu,
y mi llama lírica prenda en su corazón virgíneo,
y por que siga su camino
intacto y limpio,
y por que este mi discípulo,
que inmortalice mi nombre y mi apellido,
… sea el hijo, el hijo
de uno de vosotros, amigos”.



¡Espero que te haya gustado! Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.