lunes, 15 de febrero de 2016

ESCRIBIR SOBRE UNO MISMO

Cuando me disponía a hacer alusión de lo útil que me ha sido la fotoinspiración y lo mucho que he disfrutado mirando mi entorno y sacando producto de él como fuente de inspiración para mis próximos relatos, recibo la llamada de María.

Me pide que la cuente algo sobre las biografías, las autobiografías y las memorias. No me pude negar, claro, porque la encontré algo nerviosa.

- No te apures mujer -dije yo, pero ella insistió.
Me siento tan mal que no sé a quién contárselo, por eso te llamo.
Pues me pillas de milagro.
Si pudiéramos quedar.
Hoy me viene fatal, tengo clase.
Es que necesito hablar con quien sea.
María –la tranquilicé, ¿recuerdas que una vez te dije que el diario es un un amigo? Haz la prueba y escribe un diario.

Se quedó callada.
- María, ¿sigues ahí?
Ya lo había pensado.
¿Y?
Que si lo descubren me muero.
¡Ah, el eterno problema! Si te tranquiliza te diré que es la mejor terapia para sí mismo. Una descarga de adrenalina. El amigo que siempre presta su hombro para lo bueno y lo malo. Aunque parezca imposible, según le hables, te dará respuestas. Y siempre puedes decir que son apuntes para tu próxima novela. No tienes más que construirlo desde el punto de vista de un narrador distinto de ti. Y una vez que tu problema de ahora salga fuera empezarás a ver la luz, y si cada día anotas las evoluciones, al cabo de un tiempo tendrás argumento para un escrito. Puedes incluso crear un personaje al que le cuentes las cosas, acuérdate de Ana Frank y su querida Kitty. Y si me apuras, refúgiate en el diario literario, con una realidad retocada según las necesidades de la narración, pero eso sí, procura llevarlo de manera ordenada y todo te será más fácil. 
Siempre sacándome de apuros -respondió María.
Mujer, que yo también he pasado por ello. Por cierto, el diario y su escritura te solucionarán el problema de la hoja en blanco, y como dijo Gao Xingjian “Escribir es abatir la soledad”.
-    
CONSEJO: Escribir sobre uno mismo es una gran terapia. Además, se puede escribir siempre aunque no sea para presentarse a ningún concurso, solo por el placer de escribir, para abatir la soledad.

CONSEJO: Leer La tregua de Benedetti porque es una novela que por su argumento es muy propia para este apartado de escribir sobre uno mismo.

CONSEJO: Si para anotar tu día a día no quieres que figure la palabra diario siempre puedes utilizar una libreta.


CONSEJO: Aunque todos tenemos una vida y una historia, que la difunda solo quien tengan algo verdaderamente importante que decir, pues el valor está en saber hablar y saber callar. No todo vale en la biografía con tal de vender.

¡Espero que te haya gustado! Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.