lunes, 1 de febrero de 2016

MICROCUENTO


En una reunión alguien de peso, con puro y copa en mano, dijo con orgullo: "Todos apuntan hacia arriba pero solo unos pocos destacamos". El resto asintió entre risas, menos el camarero. 
Al cruzar una pierna sobre otra ese alguien de peso con puro y copa en mano, sin darse cuenta, dejó al descubierto el agujero de su zapato. Nadie lo percibió, solo el camarero, que bajó la vista y se topó con sus firmes zapatillas. 

(© Pilar del Campo Puerta)











¡Espero que te haya gustado! Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.