viernes, 2 de octubre de 2015

CUENTO, RELATO, NOVELA ¿QUÉ ESCRIBIR?

Hombre pensando (Ramón Rovira Giménez)

La duda común es qué escribir, por eso conviene recordar que:

El RELATO es una historia real o de ficción, que permite algún desvío o digresión, puede no tener personajes, y su extensión es variable, desde muy breve hasta unas cincuenta páginas más o menos.

El CUENTOes una historia real o de ficción, pero que tiene un número limitado de personajes –a veces sólo uno- y les lleva con firmeza hasta el final, sin digresiones ni desvíos. 

Casi siempre en el cuento el autor conoce el final y va colocando los distintos elementos precisos para que desde la primera línea se llegue sin digresión hasta ese final imaginado. Borges, maestro del cuento, antes de concebir la historia conocía el principio y el fin, lo que le permitía culminar su narrativa en los parámetros que  estableciese y sin digresiones.

La NOVELA es un texto narrativo de amplia y compleja estructura; una historia real o de ficción, que permite al autor introducir tantos personajes y conflictos como quiera y precise la trama, eso sí, con coherencia y conexión entre ellos.

Ahora conviene recordar los esquemas:


Principio  -------------------------------->   Fin

Principio  ----------- Momento ---------------------------->   Fin
                 crucial = Principio del relato

Principio ---------------- Crisis = Principio del relato  -------------------->  Fin
  
Por último su forma de aplicarlos:

El CUENTO va a seguir siempre un esquema lineas, siempre hacia adelante y sin digresiones.

El RELATO, permite la introducción de una o varias digresiones, (por ejemplo en el esquema primero) y sería así:

Principio  ------------------------------------------------------------>   Fin
                                                      ▐                                         ▐
                                                 Digresión                             Digresión

En la Vida y circunstancias de Norberto Cantueso (en Formas de contar una historia) la digresión es:

Cuando hubo Norberto Cantueso saltado otra vez, y hacia fuera, el muro del convento de las Beatas Nuevas, la novicia no pudo por menos que correr a la capilla, e hincada de rodillas llorar su torpeza. ¡Mira que si era un ladrón! Y con esa incertidumbre la halló una reverenda.

-  ¿Pasa algo hermana?
-   No, una mota en el ojo.

Y de súbito rompió a llorar más fuerte. Para su más sensible interior sabía bien la monjita que en no más de diez minutos, había visto a un hombre en cueros, le había encubierto, había jurado y había mentido ¿Cómo así tomar los hábitos definitivos? 

La NOVELA, hermana mayor de la narrativa, admite tantas maneras de contar, digresiones y personajes como considere su autor, pues su ficción lleva a enlazar tantas escenas como sean necesarias para entretener y enganchar al lector. 

CONSEJO: Para escribir una novela es esencial llevar unos buenos apuntes para tener, en todo momento, el control de la situación de la historia y los personajes sin perderse. 
CONSEJO: Cada digresión o suceso nuevo debe resolverse.
CONSEJO RIMADO: 
¡A la hora de redactar, observaciones para no olvidar!
Si bien sé que quiero decir,
tengo seguridad hasta dónde llegar
después de que partí,
trazo de la obra el guión o la estructura.
Más, por blanca que sea,
la cuartilla, ya sin temor me mira
y sobre ella comienzo a escribir.
Las palabras llegan solas.
Cuento más de tres mil.
Y tantas veces como haga falta,
me paro a corregir.
Si importante es lo que digo,
más, es cómo lo transmito.
Y en tocante al lenguaje
claro, concreto y conciso,
pues habrá para enredarse
si me alcanza un don divino
Hacer al tiempo dormir cuanto quiera,
pues recapacitar y redactar
no a prisas sujeto está.

El trovador (Rufino Tamayo)

¡Espero que te haya gustado! Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.