jueves, 27 de agosto de 2015

UNA VIDA ENTRE LIBROS

Ya estoy de vuelta.
En realidad nunca me he ido solo estaba en el cuarto de atrás, como Carmen Martín Gaite.
Si pinchas AQUÍ puedes leer el libro por gentileza de Lectulancia

Me he pasado todo este tiempo entre libros porque:

"Los libros son lentos. Requieren tiempo. Se escriben despacio, se publican despacio y se leen despacio. Escribir una novela de cuatrocientas páginas puede costar años, publicarla todavía más, e incluso una vez adquirida, el lector puede pasarse muchas horas con ella: días, semanas y hasta meses, a veces"

"Los libros nos conectan con los demás, pero esa conexión se produce en solitario: un lector sentado escuchando a un escritor, cosa que John Irving define como un genio hablando con otro."

Estas frases las he leído en las memorias de un amante de la palabra escrita, Lewis Buzbee, UNA VIDA ENTRE LIBROS. 

Un recorrido sentimental por la historia del libro y por la vida de un amante de las palabras,
que no olvida una profunda reflexión acerca de un objeto sencillo
 pero fundamental para el avance de la humanidad.

De todo lo dicho voy a resaltar unos cuantos términos: vida, libros, lentos, despacio, años, genio, amante, palabras.

Cada término puede llevar a escribir una historia diferente: 
- Sobre la propia vida o la vida de alguien conocido;
- Sobre el libro, o los libros, que nos gustan, o los que  no; determinar en qué en momento llegaron a nuestro lado, o en qué otro nos deshicimos de ellos. 
- Sobre la lentitud con que pasan los acontecimientos muchas veces, que parecen no llegar nunca al final; o por el contrario, la rapidez con lo que aquello pasó después de la gran espera.
- Un repaso sobre los acontecimientos de un año, o años, intensos.
- Sobre qué genios conocidos, o no, se cruzaron en nuestro camino y nos enseñaron aquello que aún no conocíamos.
- Sobre amantes ....reales, soñados,  platónicos... cada uno sabe mejor que nadie lo que tiene o lo que quiere.
- Con palabras se escriben todos los temas. 


CONSEJO: Si cada vez que lees un libro, algo se mueve dentro de ti y afloran sentimientos y recuerdos personales, es el momento de escribir.

CONSEJO: La lectura de un libro nuevo, es un nuevo empujón para escribir.

CONSEJO: Aunque es bueno escribir cada día, a modo de ejercicio de reflexión y de escritura, para mantener el hábito, también es cierto que para conectar con los lectores se debe escribir cuando hay algo que contar, de lo contrario son palabras vacías.

Por eso estoy aquí de nuevo, porque del mucho leer me ha vuelto la necesidad de mucho escribir, de mucho contar y estoy feliz.

¡Espero que te haya gustado! Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.