lunes, 4 de mayo de 2015

HAY QUE ESTAR EN TODO

Un escritor que se precie debe participar en todos los eventos culturales que pueda y no valen excusas como: ".... es tarde", "....qué pereza", "....está lejos" o "llueve". Los escritores deben estar siempre en todo.

Está muy bien tener ideas y en solitario, cómodamente, en la habitación destinada para escribir, ir poniendo negro sobre blanco todo lo que pasa por la cabeza. Pero un escritor tiene que hacer más que eso.

Ya he hablado de las tertulias y ahora aconsejo asistir a jornadas, conferencias, mesas redondas, presentaciones de libros y cuantas actividades se tenga oportunidad, porque es la mejor manera de estar en el mundo real, de conocer la opinión  de los demás (escritores, contertulios, ponentes y público asistente) porque en el asiento de al lado puede haber alguien con quien intercambiar pareceres; tomar notas que luego se puedan plasmar en mundos inventados. 

Son muchos los eventos de estas características los que cada día se programan, no hay más que echar un vistazo a las secciones de cultura.

Pero por poner un ejemplo, entre los días 20 y 24 de abril se celebró la V Semana Complutense de las Letras, con un amplio programa de actividades que, aunque estuvieron organizadas desde las distintas Facultades de la Universidad Complutense de Madrid, eran de puertas abiertas y estaban dirigidos a todos: Exposiciones, Cine, Conciertos, Concursos, Paseos literarios, Recitales, Lecturas y Diálogos, Talleres, Teatro, Mesas redondas, Presentaciones de libros y Homenajes a Jaime Gil de Biedma, Francisco Nieva y Patrick Modiano. Y, por supuesto, a El Quijote.

Días intensos donde cada idea que se transmitió fue el camino para nuevas ideas a desarrollar; nuevos puntos de vista de las mismas cosas; una puesta en escena de esfuerzos e ilusiones vehículos de inspiración para nuevos proyectos, para nuevos escritores y artistas en general.

Como participante en esta V Semana Complutense de las Letras (también en las ediciones anteriores) añado mi experiencia de moderar la Mesa Redonda ESCRIBIR Y EDITAR. VERBO AZUL COMO MODELO que se celebró el día 21 de abril en la Facultad de Ciencias de la Documentación de la que formo parte, donde se invitó  a la Asociación Cultural Verbo Azul, de la que soy amiga y seguidora


Vista panorámica de la sala de conferencias de la Facultad de Documentación


La información más amplia de este acto, y que firmo, se puede encontrar en la Revista de la Facultad de Documentación Leguein Leguein  de la que soy miembro fundador y asesora de eventos. 

CONSEJO: Un escritor debe estar siempre abierto al mundo, rodearse de todo y todos, y si los intereses son los mismos, mucho mejor.

CONSEJO: Hay que  aprovechar la oportunidad de ser parte activa de cualquier evento;  una  ponencia es otra manera de escribir, de transmitir.


En la mesa están, de izquierda a derecha: Elena Boyano (Revista Leguein Leguein), Juan José Alcolea (Verbo Azul), Ana Garrido (Verbo Azul), Isabel Miguel (Editorial Lastura) y Pilar del Campo (Revista Leguein Leguein) moderando de la mesa. 

Moderar una Mesa redonda supone estar muy atenta a las intervenciones de cada uno de los ponentes, recoger sus palabras y elaborar un escrito, a modo de resumen y conclusiones de todo lo que se ha dicho. Una tarea que realizado muchas veces y me gusta.

Como en esta ocasión todos los ponentes eran escritores, poetas para más señas, el acto concluyó con la lectura de algunos de sus poemas poniendo el broche de oro Ana Bella López Biedma (también de Verbo Azul) canta autora que une a su poesía la música.


CONSEJO: Escribir y cantar es otra forma de comunicar.

Confío que este ejemplo de participar en actividades culturales sirva de aliciente para  que cada escritor encuentre en su actividad otra manera de comunicación con los demás, haciendo que la hoja en blanco sea más fácil de llenar.

¡Espero que te haya gustado! Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.